El álbum ilustrado LGBTQ+: Cuentos sin armarios.

Desde el álbum ilustrado se puede hablar de cualquier cosa, controvertida o no. Los siguientes álbumes visibilizan la diferencia LGBTQ+. Bernat Cormand desgranó el tema hablando desde la identidad de género hasta los distintos modelos de familia. Habló de una niña con sombra de niño, de princesas enamoradas de princesas y de enormes monstruos rosas.

titiritesa-ilustracion

Ilustración interior de ‘Titiritesa’.

Una vez más, estuve en la Biblioteca Xavier Benguerel. Últimamente parece que no salgo de allí, pero es lo que tienen las cosas bien hechas, que enganchan. En esta ocasión, la presentación corrió a cargo del ilustrador Bernat Cormand.

Los libros de los que habló y según él mismo especificó, en ocasiones no dependen tanto de su calidad, si no de la utilidad que ofrecen para hablar del tema.

De nuevo la charla fue en catalán, así que hice lo que pude y espero que te convenza el resultado.

Clásicos sobre la diferencia

Si hacemos memoria, hay historias que tratan la diferencia desde un punto de vista genérico. Un ejemplo es el clásico de Andersen ‘El patito feo’.

Otro caso es Nadarín, de Leo Lionni. En esta ocasión, un pez negro convive en una comunidad de peces rojos. Esa es precisamente la cualidad que logra salvar a la comunidad. La unión hace la fuerza y todos los peces se convierten en uno solo. El pez diferente será el ojo, que dará definitivamente al banco de peces el aspecto de un solo pez enorme.

nadarin-ilustracion.jpg

Momento de la charla.

Dos obras de referencia sobre identidad de género

Actualmente sigue existiendo una rigidez del género binario. En el entorno familiar, en la escuela… hay mensajes de diferencia de género. Todavía existen roles según los cuales los niños son fuertes y juegan al fútbol y las niñas quieren ser princesas y prefieren el ballet. Aun así, la frontera cada vez es más fina y se intenta inculcar la diferencia.

En 1976 se publicóLa historia de Julia: la niña que tenía sombra de chico.

julia-sombra-chico

Es una obra transgresora que cuestiona el rol de género a través de una metáfora; la del niño que es su sombra y la acompaña a todas partes.

Han pasado cuarenta años desde su publicación, así que algunos de  los clichés que trata ya se han superado, por ejemplo hoy en día no está mal visto que una niña no tenga unos modales exquisitos. Casi al final del libro la protagonista se encuentra con un niño al que dicen que llora como una nena. Él dice que la gente piensa que una niña debe actuar como una niña y un niño como un niño y esa es precisamente la reflexión del álbum.

Unos años más tarde, en 1979, se publicó el clásico ‘Oliver Button es una nena’, de Tomie de Paola. A pesar de que sucede lo mismo que con la obra anterior, que hay aspectos ya superados, sigue siendo una obra de referencia.

oliver-button-portada

En este caso revisa el estereotipo masculino. En una de las primeras ilustraciones, los compañeros del colegio hacen una pintada que dice que es una nena. Al final del álbum, cuando ya le han visto bailar, tachan la palabra “nena” y la sustituyen por “estrella”.

Un álbum ilustrado en clave de humor y otro realista

Siguiendo la estela de Oliver Button, pero esta vez en clave de humor, Bernat nos habló de ‘Mi perrito quiere bailar ballet’. El cuento empieza diciendo: “Mi perro no es como los otros perros”. Y lleva razón, el perro quiere llevar un tutú y bailar, no hacer pis en las farolas. La historia, al igual que las ilustraciones, es bonita, además está bien resuelta.

El nen perfecto, con texto de Bernat Cormand y Alex González e ilustraciones del propio Bernat pone el dedo en la llaga. De hecho, he de decir que buscando en Internet he visto artículos fantásticos como este de Anatarambana, pero también foros en los que los usuarios se quejaban amargamente por la desfachatez del álbum.

Cuenta la historia de Daniel, que tiene un comportamiento modélico. Vive en un entorno clásico, se sienta en primera fila, estudia piano… Pero tiene un secreto que se desvelará en la última página. (Y que es lo que provoca la indignación de algunos).

niño-perfecto-album

“Y de noche, cuando no le ven…”

Una historia así cuestiona el rol de género. El niño se disfraza con la ropa de su madre a escondidas y no habla de ello. Es un acto simbólico que va más allá de un simple disfraz, tal vez él no sepa qué significa, pero es consciente de que lo que hace de noche es importante.

Transexualidad en el álbum ilustrado.

También es significativa la vestimenta en el álbum ilustrado no publicado en España ‘Jacob’s New Dress’.

jacobs-new-dress-portada

Parte de una experiencia personal; los autores son los padres de un niño transexual. Está muy bien explicado y nos plantea la negociación y el establecimiento de límites para protegerlo. Si quiere ir con un vestido rosa al colegio, los padres no le permiten que sea rosa, pero sí otro tipo de vestido.

‘I am Jazz’ también es una vivencia personal. La propuesta artística del álbum es poco atractiva, pero su lectura es interesante.

El cuento se ha hecho a partir de un reality show estadounidense en el que Jazz explica su día a día siempre planteado desde la positividad. “La diferencia es especial, yo soy especial”.

i-am-jazz

Ella es una niña desde el rol clásico, pero se puede ser transexual de muchas maneras. A pesar de que aún permanece el sistema binario de género, se puede ser niño o niña de múltiples formas. Igualmente, no todo aquel que en su infancia tenga un comportamiento no normativo, será homosexual, bisexual, transexual o heterosexual.

Otras relaciones

Los siguientes tres cuentos de los que nos habló se desarrollan en el mundo de los palacios, príncipes y princesas. Además, los tres acaban en boda, como los cuentos clásicos.

‘Rey y rey’ es un álbum a color con muchos detalles. En resumen, el príncipe se enamora del hermano de la princesa y se casan, pero tienes el cuento completo a continuación.

En La princesa Li, con texto de Luis Amavisca e ilustraciones de Elena Rendeiro, la princesa y Beatriz están enamoradas, pero la van a casar con un joven de la corte.

princesa-li-album

Titiritesa‘ además de utilizar el tema de la realeza usa el humor, los personajes son esperpénticos. La princesa rescata a otra princesa del monstruo, pero no lo mata, negocia con él.

Lo interesante de estos tres casos es que nos encontramos ante historias cuyos personajes son abiertamente homosexuales.

Metafóricamente hablando

Se pueden encarar estas cuestiones tanto desde un punto de vista realista como desde la fantasía.

‘El monstruo rosa’, de Olga de Dios, se encuentra al otro lado del realismo, trata el tema de la diferencia desde la fantasía. Habla de un enorme monstruo rosa que convive en una comunidad de animales blancos e idénticos.

El monstruo es rosa y en la portada ya aparece un arco iris en la esquina superior. El adulto lo relacionará con el colectivo LGBT, pero un niño no se da cuenta.

monstruo-rosa-ilustracion

Detalle de ilustración de ‘El monstruo rosa’.

‘Rojo. Historia de una cera de colores’ de Michael Hall cuenta utilizando la metáfora las peripecias de Rojo, una cera con una etiqueta que dice que es roja, pero que en realidad es azul.

rojo-historia-de-una-cera-de-colores

Otros modelos de familia

Aitor tiene dos mamás, de Mª José Mendieta y Mabel Piérola nos cuenta la historia de esta pequeña familia que vive en un pueblo. Aitor es feliz dentro de casa, pero fuera de allí se enfrenta a una actitud hostil.

aitor-tiene-dos-mamas

Se puede tratar el tema sobre el que se quiere hablar como integrante de la historia, no tiene que ser necesariamente el elemento protagonista.

Con Tango son tres está basado en una historia real que probablemente recordarás. Es la historia de dos pingüinos macho que crean una familia. Trata los temas de la tolerancia y de la adopción.

Espero que hayas disfrutado de mis apuntes y si tienes algún álbum ilustrado favorito que trate estos temas, estaré encantada de que lo compartas conmigo en los comentarios. Gracias a la biblioteca, a Bernat Cormand y por supuesto a ti, que me lees.

Aunque todavía existan injusticias y desigualdades; aunque unos pocos todavía miren por encima del hombro a otras; aunque haya quien piense que solo algunos amores son lícitos y que existen familias de verdad y familias de mentira, algunas de esas personas que veían el mundo desde una perspectiva tan triste han cambiado de parecer. Otras muchas se han liberado. Ha sido gracias al esfuerzo de quienes buscan la igualdad. De quienes buscan el amor. Por tanto:

¡Sigamos escribiendo! ¡Sigamos dibujando! ¡Sigamos leyendo! Y sobre todo, vivamos, por nosotr@s y por l@s que no pueden.

Leoletras

monstruo-rosa-ilustracion-2

Detalle de ilustración de ‘El monstruo rosa’.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s